Apreciamos todo donativo, cualquiera que sea la cantidad. Para informarse de cómo puede ayudar, pulse el botón «Lea más» que sigue.


 
   
 

¿Tiene curiosidad acerca de los satélites de radio y TV, receptores y transmisores? Podemos proporcionarle información sobre esta interesante área de la comunicación.

  • Tours disponibles para adultos mientras se realizan grabaciones de «Un Mensaje a la Conciencia».
  • Tours disponibles para pastores y sus esposas.

 
 

¡50 AÑOS!

En mayo 2014 celebró su 50 aniversario UN MENSAJE A LA CONCIENCIA®, el micro programa de cuatro minutos de radio y televisión creado por Paul Finkenbinder, conocido como el Hermano Pablo, y que desde 1964 se ha transmitido sin interrupción de lunes a sábado en todo el mundo de habla hispana.

Desde su primera transmisión, la misión de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA ha sido ser la voz de Dios a la conciencia de todo el mundo hispanohablante, con el objetivo de rescatar los valores morales y espirituales de la sociedad. Esa meta se ha alcanzado, transformando la vida de un sinnúmero de personas, gracias a sus 6 mil difusiones diarias por radio y televisión.

El micro programa se encuentra además en el sitio de la asociación, www.conciencia.net, con enlaces de audio y de video, así como en YouTube.com, y se publica en más de cien periódicos y revistas. Consta de una anécdota seguida de una moraleja o aplicación moral y espiritual. Su formato atractivo y lenguaje actual son los ingredientes que han contribuido a que sea tan escuchado y difundido.

El 27 de enero de 2012 el Hermano Pablo, a los noventa años de edad, se despidió de este mundo. Desde 1996, el doctor Carlos Rey Stewart (presidente de la Asociación Hermano Pablo) ha escrito y grabado todos los nuevos mensajes, acompañado por su esposa, Linda.

¡Cincuenta años de trayectoria! ¡Cincuenta años transformando vidas y restableciendo los valores de la sociedad! Pero si bien UN MENSAJE A LA CONCIENCIA celebró un nuevo aniversario, su Aniversario de Oro, en el mundo actual aún queda mucho por hacer, motivo por el que se hayan renovado la misión y el objetivo para seguir saliendo al aire en todo el mundo hasta que Dios mismo le ponga punto final.


¡ULTRA SECRETO! / ALTAMENTE CONFIDENCIAL

Debido a regulaciones de Amazon, no podemos publicar esta información ni en carta ni en correo electrónico. Sólo podemos publicarla en la Red y por medio de redes socialestales como Facebook y Twitter. Por lo tanto, si usted vive en los Estados Unidos, favor de leer cuidadosamente este anuncio y compartirlo con todos sus amigos, su familia y sus redes sociales.

Como usted ya sabe, el ministerio de la Asociación Hermano Pablo depende completamente de los donativos de nuestros amigos y socios. Muchas veces las donaciones no alcanzan para cubrir los gastos de producción y envío de los programas, además del seguimiento que requieren los 2 mil medios que difunden UN MENSAJE A LA CONCIENCIA. Ahora, si vive en los Estados Unidos, hay una manera de contribuir sin gastar ni un solo centavo adicional.

Amazon ha presentado su nuevo programa Smile, por el cual donará el 0,5% de las compras de casi todos los productos que adquiramos a través de su servicio, a la organización benéfica que indiquemos. Si usted elige Hermano Pablo Ministries, su donativo será muy apreciado y nos estará ayudando a hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer.

Este programa está disponible, al parecer, únicamente para Amazon.com en los Estados Unidos, aunque esperamos que en algún momento pueda extenderse a las versiones de Amazon fuera de Estados Unidos. Así, cada vez que compremos una serie de productos, además de la ilusión por tenerlos, también tendremos la satisfacción de estar contribuyendo a causas benéficas. En cualquier momento, se puede cambiar la organización benéfica por otra de nuestra elección.

Para escoger la Asociación Hermano Pablo como su organización benéfica, haga clic aquí. Toda su información estará disponible, incluyendo información guardada, membresía principal, y todos los precios son idénticos. No hay ninguna diferencia en el sitio; solamente entró por una “puerta” diferente.

Estamos muy agradecidos por su ayuda al compartir este anuncio y hacer sus compras de Amazon en www.smile.Amazon.com. ¡Gracias a su contribución, vidas seguirán siendo transformadascada día por medio de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA!


Nuestro sitio ofrece más oportunidades para atraer a todo el que aún no tiene una relación personal con Cristo.


Pulse aquí para ver el servicio fúnebre en memoria del Hermano Pablo, que se llevó a cabo el 4 de febrero de 2012.

Celebramos la vida de Pablo Edwin Finkenbinder, conocido por toda Latinoamérica como el Hermano Pablo. Pablo nació el 24 de septiembre de 1921 en Santurce, Puerto Rico, y fue al cielo a encontrarse con su Salvador el 27 de enero de 2012 en Irvine, California.

El miércoles 25 de enero Pablo celebró su 70 Aniversario de Bodas con su amada esposa Linda, y con amigos y familiares. Se sintió bien, rio y bromeó con todos. Al atardecer se quejó de un fuerte dolor de cabeza, y lo llevaron de emergencia al hospital. Sus hijos, nietos y amigos se reunieron allí para pasar con él sus últimas horas. Pasó en paz a la presencia del Señor a las 3:55 am (hora del Pacífico) el viernes, 27 de enero.

Pablo era muy conocido públicamente, habiendo predicado en pueblos y ciudades a lo largo y ancho de América Latina durante los últimos setenta años. Conmovía a todo el que lo escuchaba con las anécdotas que contaba, y miles de personas aceptaron a Cristo como resultado de sus mensajes. Sin embargo, quienes lo conocían personalmente sentían más que nada el amor que mostraba a cada persona. Ya fueran altos mandatarios o servidores en restaurantes y empleados en los hoteles que frecuentaba, sentían la intensidad del amor y del afecto que les manifestaba.

Pablo y Linda fueron a El Salvador como misioneros en 1942. Pablo recorría el país, a veces a lomo de mula, predicando el evangelio y animando a obreros cristianos. En 1955, Pablo comenzó su primer programa radial, y en 1960 produjo dramas bíblicos para televisión que llegaron a reconocerse como el primer programa cristiano de televisión con un horario de difusión semanal fuera de los Estados Unidos.

A Pablo se le conocía principalmente por su programa de radio y televisión, UN MENSAJE A LA CONCIENCIA, que comenzó en 1964. Su novedoso programa constaba de una anécdota seguida de una aplicación moral y espiritual, que es una fórmula que ha dado resultado hasta hoy. El programa se difunde actualmente más de 6,000 veces al día en 33 países, y todo el tiempo lo donan las estaciones de televisión, las emisoras radiales o seguidores de Cristo de las respectivas localidades. 53 mil personas suscritas reciben el programa a diario por correo electrónico.

Aunque el Hermano Pablo mismo no grabó ningún programa durante los últimos quince años, él y su junta directiva aseguraron el futuro del programa al escoger a un sucesor, Carlos Rey, en 1996. El legado del Hermano Pablo perdurará mediante el programa en los años venideros. No se contempla ninguna interrupción en las difusiones. Así lo hubiera deseado el Hermano Pablo. Para su familia espiritual, incluso aquellos miles que ganó para Cristo, no se trata de decirle adiós al Hermano Pablo sino hasta luego... allá en el cielo.


¡Celebración de 50 Años de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA®!

El 4 de mayo de 2014, UN MENSAJE A LA CONCIENCIA cumple cincuenta años. Aquel programa que se transmitió en El Salvador el 4 de mayo de 1964 ha crecido de tal manera que ahora se transmite por radio y televisión desde 33 países como también desde otros países vía satélite. Además, ya este año nuestro sitio en la red www.conciencia.net ha tenido visitas de 154 países, ¡incluso de Angola, Latvia, Kuwait y Fiji!

¿Pero por qué eso es importante? ¿Por qué nos emociona tanto ese crecimiento? Es porque que cada visita, cada estación y cada país representan personas que están escuchando el Evangelio de Jesucristo, algunos por primera vez. Estas pudieran ser personas que jamás entrarían a una iglesia, y sin embargo reciben las Buenas Noticias al sintonizar la radio y la televisión o al navegar en la Internet.


Saludos personales del Hermano Pablo y de Linda - Agosto 2006

¡Qué dichosos nos sentimos, habiendo ya cumplido los ochenta y cinco años, al contemplar no sólo la continuación sino también el increíble crecimiento anual del ministerio desde que entregamos el mando de la Asociación Hermano Pablo a Carlos Rey y Linda Stewart!

No parece posible que ya hayan pasado diez años desde que volvimos a la oficina una tarde y confrontamos la realidad de haber delegado el liderazgo de la Asociación Hermano Pablo a Carlos y a Linda. Nuestras fotografías y placas de reconocimiento ahora no ocupaban las paredes de nuestras oficinas sino de los pasillos, Carlos Rey estaba grabando los nuevos programas de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA, y las secretarias estaban llevando adelante el ministerio en nuestra ausencia. Durante breves segundos, a causa de los cambios que observamos en las oficinas comenzaron a arder nuestros ojos con lágrimas no derramadas y se nos hizo un nudo en la garganta. Pero al mismo tiempo nos regocijamos por la grandeza de la soberanía de Dios, y reflexionamos acerca de cómo simbólicamente habíamos logrado cortar el cordón umbilical, dando a luz la continuación de la carga de nuestro corazón, la evangelización del pueblo hispanohablante, con una nueva voz.

Teníamos setenta y cinco años de edad cuando el grabar programas de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA y dirigir las oficinas se convirtió en demasiado para nosotros físicamente, aunque nos dolía mucho contemplar la posibilidad de descontinuarlo. Para nosotros, era inconcebible la idea de terminar con todo lo que nos inspiró y motivó durante casi medio siglo mientras multitudes de hispanos seguían por el camino ancho hacia la destrucción sin conocer a Cristo. En vista de que no podíamos concebir semejante idea de cometer homicidio espiritual con todos los que esperaban escuchar el corto mensaje de la verdad de Dios cada día, nos dimos cuenta de que era tiempo de dar un paso atrás y entregarle el manto a otro.

Durante años, creímos que este ministerio a través de los medios masivos de comunicación al que Dios nos llamó continuaría con un sucesor, así como Dios preparó a Josué para seguir a Moisés… y Dios no nos falló. De un modo increíble, tal como lo hizo con personajes de la Biblia, Dios había puesto en el corazón de Carlos y el de Linda la misma visión del ministerio evangelístico. Dios no nos habló con voz audible, pero el Espíritu Santo nos movió a confiar en Él y nos condujo a Carlos, en cuyo corazón ardía el mismo deseo de evangelizar al mundo hispano.

Actualmente UN MENSAJE A LA CONCIENCIA, que se transmite 4200 veces al día en 33 países del mundo, consta de programas nuevos grabados por Carlos Rey y algunos míos que él y su equipo seleccionan para repetirse. Tanto los mensajes de él como los míos tratan sobre los perennes problemas de la humanidad, tales como la infidelidad, el alcoholismo, el aborto, el divorcio y el suicidio, y señalan a Cristo como la única solución al anhelo del corazón humano.

Nuestra vida ahora es forzosamente más lenta, y ya no tenemos la salud ni las fuerzas para ministrar en público. Nos sentimos honrados de que Pablo sigue ocupando el cargo de Presidente de la Junta de la Asociación Hermano Pablo, y observamos con orgullo que el ministerio sigue creciendo cada año sin que nosotros tengamos que preocuparnos por la administración de las oficinas en Costa Mesa. Carlos y Linda siguen con humildad nuestras pisadas, trabajando muchas horas sin recibir el honor que recibimos nosotros, los fundadores del ministerio.

Nuestra oración constante a favor de Carlos y Linda es que Dios les conceda tiempos de sentirse realizados a medida que llevan a cabo el llamado que Dios les puso en el corazón. Le doy gracias a Dios por Carlos, mi voz compañera, en los medios masivos, a la conciencia de millones de personas en el mundo de habla hispana. A nuestro breve programa que se transmite en muchas emisoras, casi la mitad de ellas seculares, mediante las cuales personas que no asisten a la iglesia escuchan la Palabra de Dios, lo respalda la siguiente promesa de Cristo: «Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo» (Juan 12:32).

Millones de hispanos que no han sido evangelizados, sin saber que la paz de Dios está a su alcance, necesitan escuchar acerca del amor divino. Cristo nos dio a entender sin lugar a dudas que la responsabilidad de guiar a las personas a la salvación nos compete a nosotros. Como seguidores de Él tenemos el deber y el privilegio de exaltar a Jesucristo y proclamar su incomparable poder para componer vidas rotas, dándole así la oportunidad de responder al clamor de cada corazón. Conforme el Señor nos va proveyendo, Linda y yo seguimos respaldando la Asociación Hermano Pablo con nuestras finanzas, y le rogamos que haga usted lo mismo, dándole a Él las oportunidades que Él exige.


Reciba el amor y el aprecio de sus compañeros en la proclamación de las Buenas Nuevas,


Hermano Pablo y Linda


50 años en la radio

En homenaje al Hermano Pablo, que en el 2005 cumplió 50 años en los medios de comunicación, Carlos Rey escribió algunas ediciones especiales de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA. El siguiente MENSAJE A LA CONCIENCIA se transmitió el 13 de octubre de 2005:

El primero de julio de 1955, sale al aire su primer programa radial en la emisora YSU en San Salvador, República de El Salvador. Ese programa de quince minutos de duración, llamado «La Iglesia del Aire», se transmitió de lunes a sábado los siguientes nueve años. Acto seguido, comienza a transmitir su popular programa de cuatro minutos conocido mundialmente como UN MENSAJE A LA CONCIENCIA. Se trata de Pablo Finkenbinder, conocido internacionalmente como el Hermano Pablo.

En el 2005, año en que celebra su Aniversario de Oro en la radio, este programa que tantos miles de personas han escuchado desde su niñez, se difunde no sólo por la radio sino también por la televisión y por la prensa escrita más de 3800 veces al día en treinta países. Con razón que en medio siglo de transmisión continua en los medios de comunicación la voz del Hermano Pablo haya llegado a ser tal vez la más escuchada en todo el mundo hispanohablante.

¿A qué se debe el éxito de esta larga trayectoria en los medios? En gran parte, se debe a la integridad que caracteriza al Hermano Pablo y al amor que él irradia. Para quienes hemos tenido el placer de conocerlo a fondo, no hay duda de que es un hombre íntegro y sencillo, el mismo en diálogo personal y en conferencia pública, el mismo en la casa y en la oficina que en la radio y en la televisión. Es decir, el Hermano Pablo practica lo que predica. Y cuando predica el amor a Dios y al prójimo, es como si le saliera por los poros. En realidad, es admirable el amor que irradia hacia los demás, desde los más renombrados hasta los menos influyentes de la sociedad.

De ahí que Don Pedro Rivero Mercado, director del prestigioso diario El Deber, de Santa Cruz, Bolivia, escribiera acerca de su primer encuentro con el Hermano Pablo: «Me quedó la impresión de haberlo conocido toda la vida.» Y de ahí que, por su parte y en la misma tónica, Sandra María Mora Chinchilla, de San José, Costa Rica, le escribiera al Hermano Pablo: «El Señor sabrá cómo recompensarle tanta dedicación y tanto amor. Yo lo conocí cuando en una oportunidad usted visitó Costa Rica.... En ese tiempo... trabajaba en el hotel... al cual usted... llegó a hospedarse, y tuve el honor de recibirlo y hasta de asignarle su habitación, y lo que más me impactó fue su dulzura y su paz.»

En síntesis, del Hermano Pablo se puede decir, sin temor a contradicciones, que a lo largo de su vida nos ha dejado ejemplo cabal de cumplimiento de los mandamientos que Jesucristo consideró los más importantes: de amar a Dios con todo, y de amar al prójimo como a sí mismo. Por lo tanto, aprovechamos la ocasión de su quincuagésimo aniversario en la radio para expresarle al Hermano Pablo nuestra gratitud, como lo hace al final de su carta Sandra María, diciéndole de todo corazón: «Gracias por su ayuda y entrega total.»


Respuestas a sus preguntas

Los que no están muy familiarizados con UN MENSAJE A LA CONCIENCIA con frecuencia tienen preguntas acerca de cómo se usa el programa para alcanzar a todo el mundo hispanohablante. En lugar de contestar nosotros mismos tres de las preguntas más comunes, dejaremos que las contesten nuestros oyentes al citar de las cartas y los mensajes electrónicos que ellos nos han enviado. Así no tendrá que confiar sólo en el testimonio nuestro, sino que podrá comprobarlo en boca de quienes lo han experimentado en carne propia.

1. ¿Cómo pueden añadir tantos medios de comunicación cada año sin tener con qué pagarle a alguien para que salga y promueva el programa a nuevas estaciones?

(De Ovidio en Bolivia) Desde niño tuve la enorme satisfacción de escuchar UN MENSAJE A LA CONCIENCIA. Sus mensajes y contenidos son muy valiosos, y por consiguiente me gustaría difundirlos plenamente a través de mi pequeña emisora de FM en la población de Redención Pampa (Municipio de Mojocoya, Prov. Zudañez del Departamento de Chuquisaca, Bolivia). En dicho municipio, existen varias y pequeñas poblaciones rurales dispersas, las cuales tienen acceso a la radio, y por consiguiente sería bueno tener los programas para difundirlos. (Quiero hacer notar que la emisora es de servicio a la población rural de la zona; no es comercial.)

2. ¿Cómo es que tantas personas ven, escuchan o leen el programa?

(De Rafael Lora en la República Dominicana) Tengo para decirle que entro a la página www.conciencia.net, y cada día comparto con mis compañeros de trabajo estos mensajes, y creo que el Señor está comenzando a cambiar todo el ambiente en esta empresa. Soy el administrador de una farmacia, perteneciente a una gran cadena de alrededor de 25 farmacias en todo el país y solamente yo soy cristiano; pero estoy seguro, por fe, que el Señor me usará para ganarme muchas almas para Él en este lugar.

3. ¿Cómo saben que uno de los efectos de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA es el cambio de vida de quienes lo escuchan o lo leen?

(De Boris en Bolivia) Muchas gracias por su respuesta... Usted tiene mucha razón cuando se refiere al pecado... Yo sé que soy pecador, y quiero inclinarme ante Él para ser salvado y amar todo lo que me rodea... Estoy muy interesado en recibir «El plan de Dios para usted» del Hermano Pablo y Carlos Rey. Quisiera que me dé las instrucciones para comenzar a estudiar.

¿En qué redundan todas estas respuestas? Es evidente que Dios es el responsable del éxito de UN MENSAJE A LA CONCIENCIA en todo el mundo. Sin embargo, Dios no ha escogido hacerlo solo. Él lo ha escogido a USTED para que sea parte mediante sus oraciones y su fiel respaldo financiero. Por eso damos las gracias no sólo a Dios sino también a usted, nuestro colaborador en esta magna empresa.

 
©2017 Reservados todos los derechos